José de la Gándara

DESCUBRIENDO TESOROS: LA FOTOGRAFÍA DE NICOLÁS VIÑUALES (1882-1927)

Lunes 30 de noviembre de 2015

Descubrir accidentalmente un baúl repleto de fotografías con más de 100 años de antigüedad provoca las emociones de quien encuentra un tesoro. Muchos años después, ese tesoro ve finalmente la luz y la emoción se ensancha, pues el baúl no sólo escondía un archivo colmado de imágenes costumbristas e históricas, sino que su autor resultó ser un inesperado artista cuyos paisajes, escenas, retratos o grupos nos sorprenden y seducen. Se trata de Nicolás Viñuales, cuya obra se desarrolló en Huesca principalmente, aunque también hay hermosas series de fotografías de San Sebastián, Barcelona, Sevilla o París. Según explica el periodista Antón Castro, “como si fuera un pintor impresionista, le atraían las panorámicas, las meriendas, las estampas en mitad de la alameda o ante la corriente del río, inmortalizadas en fotos de atmósfera bucólica o romántica. Cabe decir que era un fotógrafo de espacios abiertos; algunas de sus fotos son maravillosas, matizadas, insólitas e incluso juguetonas”. En el último Diálogo del año disfrutamos de la obra de este pictorialista apasionado de la naturaleza, de la modernidad y sobre todo de las gentes de su época.

Compartir:
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • Twitter