Ernesto Castro

¿ATRAPARÁ EL LEÓN A LA CEBRA?: LOS DERECHOS ANIMALES Y EL PROBLEMA DEL MAL NATURAL

25 de noviembre de 2013

Durante las últimas décadas, el movimiento en defensa de los derechos animales ha convertido sus principales problemas en fortalezas normativas inexpugnables. Los críticos de ese movimiento (dejando a un lado a Savater) objetan que la distinción entre animales domésticos y salvajes resulta arbitraria desde un punto de vista moral: si nos preocupa el bienestar de los seres sintientes, no debería ser relevante si éstos viven en granjas o en la selva. Por tanto, no solo habría que erradicar el sufrimiento innecesario dentro de nuestro sistema productivo o en la plaza de toros, sino además impedir que el león atrape a la cebra. Para muchos, este argumento supone una reductio ad absurdum del concepto de justicia fuera del ámbito social humano, y una muestra de desconocimiento sobre cómo funciona la naturaleza. En nuestro último Diálogo del año buscamos respuestas a estas cuestiones, señalando analogías con problemas filosóficos y teológicos anteriores. Con ello discutimos las dificultades técnicas y las consecuencias imprevistas de la ampliación a los animales de los principios que emanan de los derechos humanos.

Compartir:
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • PDF
  • Twitter